Invierte en ventanas mejores

Es posible que ya hayas detectado señales de que tus ventanas actuales no están a la altura del trabajo para el que se instalaron originalmente. Tal vez sientas con demasiada frecuencia corrientes de aire incómodas cuando estés cerca de esas ventanas y puertas, o tengas dificultades para inclinar las ventanas de una manera que las haga fáciles de limpiar.

Sin embargo, si aún te encuentras dudando entre las opciones de reemplazar esas ventanas y puertas o no tocarlas, aquí hay algunas razones por las que quizás no deberías dejarlas en paz.

Tus ventanas existentes pierden calor con demasiada facilidad

Si esas ventanas tienen vidrio de un solo panel, no debes pasar por alto cuánto mejor podría ser el aislamiento si optas por ventanas nuevas de una variedad de doble acristalamiento.

También pueden haber ocasiones en las que hayas tocado los marcos o las hojas de las ventanas y te hayas sorprendido de lo calientes que se sienten en la punta de los dedos. Esto podría indicar que las ventanas son demasiado conductoras de temperatura.

Las ventanas suponen un riesgo para su seguridad

¿Sus ventanas a menudo se sienten débiles o flojas cuando las abre o cierra casualmente? De hecho, es posible que a menudo no consiga abrirlos o cerrarlos por completo.

Las ventanas que no se abren en las habitaciones del piso superior pueden ser especialmente problemáticas. Después de todo, si alguien en esa habitación está tratando de escapar de un incendio, su incapacidad para abrir esa ventana y, por lo tanto, usarla como salida, podría ser la diferencia entre la vida y la muerte.

PVC puede ser una alternativa muy atractiva a la madera

Si reemplazas las ventanas  de madera con estructuras más nuevas del mismo material, es posible que luego notes que estas se desgastan más rápidamente que las estructuras que reemplazaron. En ventanas pvc baratas madrid ofrecemos calidad y durabilidad al mejor precio

Esas ventanas están en malas condiciones.

Por supuesto, las ventanas que se han deteriorado en condiciones podrían verse especialmente obstaculizadas en su eficiencia energética y, por lo tanto, hacer que tus facturas de energía sean más caras de lo realmente necesario.

Sin embargo, estas ventanas también podrían aumentar la probabilidad de fugas de agua y problemas de humedad. Las infestaciones de plagas podrían incluso convertirse en un problema más común debido al uso continuo de esas ventanas, que pueden presentar cristales rotos o, si las ventanas son de madera, marcos o marcos podridos.

Las nuevas ventanas podrían ser más resistentes

Incluso si tus ventanas aún están intactas sin signos perceptibles de daños, esas ventanas podrían ser vulnerables a daños si se someten a elementos agresivos.

Tomemos el ejemplo de una casa en una ubicación costera, todos lugares a los que podemos proporcionar ventanas de PVC. El agua que golpee tus ventanas o puertas desde el mar podría dañarlas, pero nuestras ventanas PVC resisten los daños del agua de mar.

Algunos propietarios no tienen idea de la antigüedad de sus ventanas. Pueden verse bien desde lejos, pero puede haber algunas señales reveladoras de que existen problemas graves. Incluso si tus ventanas no son tan antiguas, pueden surgir problemas en cualquier momento. Esté atento a estas señales de advertencia, y si alguna de ellas le resulta familiar, puede ser el momento de considerar reemplazar tus ventanas.

También te puede interesar: