Evita consumos excesivos o innecesarios

Es de conocimiento común que debe apagar las luces cuando salga de una habitación. Pero no todas las técnicas de ahorro de energía son tan obvias. Evite estos cinco errores comunes y tendrá una mejor oportunidad de desconectar las facturas de servicios públicos fuera de control.

 1. Sus electrodomésticos son viejos.

Cuando se trata de sistemas de calefacción y refrigeración, la edad importa. Si su equipo tiene más de 10 años, puede ser el momento de considerar una actualización. Con un sistema ineficiente, pierde más dinero con el tiempo del que gastaría en un modelo nuevo y de eficiencia energética.

2. Olvidas cambiar tu filtro de aire.

Un filtro sucio ralentizará el flujo de aire y hará que su sistema trabaje más para mantenerlo caliente o fresco, desperdiciando energía. Los filtros en buen estado mantendrán en optimas condiciones nuestro sistema de ventilación previniendolo así de desgastes excesivos.

3. Tiene conexiones eléctricas dudosas.

Las conexiones eléctricas defectuosas pueden reducir la vida útil de los principales componentes del sistema. También son un peligro para la seguridad. Pídele a tu contratista que apriete todas las conexiones de energía y mida el voltaje y la corriente en los motores de los equipos.

4. No usa un termostato programable.

Si estás fuera de tu casa durante el día o viaja con frecuencia, un termostato programable puede ahorrarle alrededor de $ 180 cada año. Si un termostato manual es su única opción, simplemente ajusta la temperatura de 5 a 8 grados (hacia abajo en invierno; hacia arriba en verano) antes de salir de casa o cuando te vayas a dormir por la noche.

5. El exterior de su casa no está sellado correctamente.

La mayoría de la gente no conoce los entresijos del aislamiento y el sellado. Con la ayuda de un contratista experto, puedes ahorrar hasta un 20 por ciento en costos de calefacción y aire acondicionado (o hasta un 10 por ciento de tu factura total de energía) sellando y aislando el “sobre” de tu casa.

A primera vista, el propósito de la eficiencia energética es claro: es reducir la cantidad de energía utilizada y las emisiones de carbono asociadas con el diseño y operación de cosas como edificios, electrodomésticos y tecnologías de calefacción y refrigeración, o con la organización de procesos comerciales o industriales. Las respuestas nacionales e internacionales al cambio climático están dominadas por políticas que promueven la eficiencia energética y por personas que consideran que esto es algo evidentemente importante. En ventanas pvc Madrid te ofrecemos una variedad de opciones de ventanas que pueden ser útiles para ayudarte a ahorrar y hacer uso eficiente de la energía.

La eficiencia energética es clave para garantizar un sistema energético seguro, confiable, asequible y sostenible para el futuro.

La conservación de energía puede ser tan simple como apagar las luces o los electrodomésticos cuando no los necesites. También puede usar menos los electrodomésticos que consumen mucha energía si realiza las tareas del hogar manualmente, como secar la ropa en el colgado en lugar de ponerla en la secadora o lavar los platos a mano.

Las “cargas fantasmas”, o la electricidad que utilizan los dispositivos electrónicos cuando están apagados o en modo de espera, son una fuente importante de desperdicio de energía. De hecho, se estima que el 75% de la energía utilizada para alimentar los aparatos electrónicos domésticos se consume cuando se apagan.

Tambien te puede interesar: