8 increíbles trucos para sacar el máximo provecho de tu ventana de PVC

Las ventanas de PVC son las más sencillas de mantener en buen estado y de sacar provecho. Estas ventanas son ideales si vivimos en una zona muy poblada y ruidosa de la ciudad o si no toleramos las distintas temperaturas del ambiente en verano o invierno.

Estas ventanas de PVC también son una excelente opción para cuidar el planeta, ya que ellas nos permiten reducir el uso de la calefacción, de manera que se incrementa el ahorro de energía. Ellas son ideales para nuestra seguridad y la nuestros bienes.

Comparativa estética de ventanas de aluminio y pvc

Ventajas de las ventanas de PVC

Además de las ventajas mencionadas anteriormente, tienes que saber que estas ventanas son fabricadas de un material resistente. Este es difícil de romper y de dañar, y es conocido por resistir cualquier tipo de temperatura y prueba del ambiente.

Las ventanas de PVC también brindan una vida útil de alrededor 50 años; manteniéndose siempre en buen estado y con un buen aspecto con todos sus accesorios. Estas ventanas también requieren de un cuidado muy básico y poca inversión.

Gracias a su capacidad térmica, también debemos destacar que son ventanas que no genera un alto nivel de condensación en su perfilaría o cristales; para estas ventanas, es suficiente un buen sellado para mantenerse 100% aisladas.

¿Cómo sacarle provecho a estas ventanas?

  1. Buena limpieza

Es importante destacar que, no importa cuán bonita sea nuestra ventana, si no la limpiamos como debe ser, todo eso quedará opacado. Por ello, para sacarle máximo provecho a tu ventana deberás mantenerla 100% limpia.

Este tipo de ventana necesita una limpieza bastante sencilla y libre de químicos fuertes ya que podrían dañar su aspecto. Te recomendamos limpiarlas con agua y un poco de detergente de buen olor.

Para proceder a limpiarlas, lo recomendable es primero limpiarlas superficialmente, quitándole el polvo con algún plumero. Luego, limpiarlas con el agua y detergente; y en caso de ser necesario, restregarlas para eliminar manchas y sucio adherido.

Para finalizar su limpieza, lo recomendable será limpiarlas con algún limpiador para su tipo de material. De esta forma, las ventanas quedarán más brillantes y este se mantendrá por al menos semana y media.

  1. Coloca cortinas

La limpieza es un factor importante, tanto como lo es la estética de nuestro hogar; es por esto que para aprovechar lo llamativas y bonitas que son estas ventanas, te recomendamos colocarles cortinas llamativas.

  1. Aprovecha la vista que ofrece

Es importante saber aprovechar los paisajes que nos muestran nuestras ventanas, por lo que, para aprovecharlas al máximo, lo ideal es contar con una sala y unos muebles cómodos que den hacia la vista que ellas ofrecen.

  1. Aprovecha su luz

Al colocar ventanas de PVC, la mayoría de las personas suelen elegirlas de gran tamaño por lo que las aprovecharíamos al máximo si utilizamos la luz natural que ella nos proporciona (además que ayudamos también al planeta).

  1. Contar con elementos de calidad

Es importante que, para aprovechar al máximo nuestra ventana de PVC, contemos con los materiales de la mejor calidad en el momento de su instalación. De esta forma, se evitarán los gatos a futuros y tendrá una vida útil más larga.

  1. Mantener la casa en buen estado

Además de contar con buenos materiales, es importante que antes de colocar estas ventanas contemos con un espacio adecuado para ello. Por ejemplo, si contamos con un marco de ventana viejo y con fuga de aire, no se aprovechará las ventajas de estas ventanas.

  1. Cuenta con un buen mobiliario

Para muchas personas, es importante que las ventanas se vean bien con el resto del mobiliario del hogar, es por esto que adaptes el estilo de tu ventana al resto del mobiliario (gracias a la variedad de colores y acabados de estas ventanas de PVC).

  1. Verificando sus componentes

A pesar de ser fabricadas de un material que es agradable con el ambiente, muchas personas recomiendan que aprovechemos mejor sus beneficios si sus materiales son de calidad y con seguridad de que permiten ahorrar energía y demás.

Comprobar estas características de los vidrios para las ventanas, lo hacemos por medio de dos etiquetas, las cuales reciben el nombre de “ISO Tipo I” o “ISO Tipo III”. Estas etiquetas también avalan el cumplimiento de aislación térmica y ausencia de productos tóxicos.