Beneficios de las puertas y ventanas de PVC

Las ventanas y puertas de PVC tienen una excelente relación calidad-precio.

Cuando se trata de nuestros hogares, todo el mundo busca una calidad superior a un precio excelente. Las casas son caras, desde la compra, el mobiliario y la decoración, hasta el pago de las facturas diarias … ¡no hace falta decir que todos podemos beneficiarnos de ahorrar algún dinerito.

Al optar por puertas y ventanas de PVC, tienes la garantía de encontrar una oferta mucho más barata, que la que obtendrías con un equivalente de aluminio o madera.
Si bien las instalaciones de PVC son económicas, eso no quiere decir que no agreguen valor al hogar. Si planeas mudarte en un futuro cercano, la instalación de nuevas ventanas y puertas de PVC pueden marcar una diferencia real. Estas soluciones relativamente económicas impresionan a los compradores potenciales y hacen que tu casa sea mucho más deseable.

PVC tiene una durabilidad impresionante

El PVC encabeza las apuestas de durabilidad, se mantiene fuerte y resistente hasta por diez años, y hace que estos productos sean más resistentes que otros materiales tradicionales. El plástico también tiene la ventaja de oxidarse, hincharse y deformarse; a diferencia del metal o la madera, el PVC conservará su forma y resistencia durante muchos años.

La elección de puertas y ventanas de PVC te ayudará a proteger tu hogar contra las condiciones climáticas extremas que experimentamos. Este material es totalmente impermeable, por lo que no debes preocuparte por la humedad o las fugas. Además, debido a que el PVC no se ve afectado por la temperatura (a diferencia de la madera y el metal), tus ventanas y puertas siempre se abrirán y cerrarán sin problemas.

Las ventanas y puertas de PVC tienen un mantenimiento notablemente bajo

Las ventanas y puertas de PVC son extremadamente fáciles de mantener y ofrecen una superficie que se limpia con un trapo que no se pudre ni se oxida. Debido a que el PVC está disponible en una variedad de colores, tampoco es necesario que las pintes, lo que significa que tus puertas y ventanas no se descascararán ni se astillarán. Para refrescar tus instalaciones de PVC, todo lo que necesitas no es  más que un limpiador de superficies y un paño.

PVC ofrece un aislamiento eficaz

Tus ventanas y puertas de PVC ofrecen una eficiencia energética impresionante. Al tiempo que evitan que la humedad y el aire frío penetren en tu hogar, los marcos de plástico también ayudan a retener el calor. Las instalaciones de PVC tienen mayores propiedades aislantes que sus contrapartes de madera, lo que las hace más respetuosas con el medio ambiente. Incluso podrías terminar ahorrando una cantidad considerable de dinero en las facturas de energía del hogar.

Mayor seguridad y protección

El PVC es resistente por naturaleza, lo que lo convierte en un material muy confiable en lo que respecta a la seguridad. Los marcos de estas ventanas y puertas están construidos de una manera particular, lo que las hace extremadamente a prueba de robos. La mayoría de las puertas de PVC son anti-palanca, lo que significa que no se pueden forzar con herramientas de esa naturaleza. Es probable que los posibles intrusos se vean disuadidos por las casas con puertas o ventanas de PVC, simplemente porque son conscientes de las dificultades que tendrán para entrar.