Los 7 hábitos del instalador de PVC altamente efectivo

Cuando decidimos realizar modificaciones en nuestro hogar, más principalmente en áreas donde materiales como el PVC predominan (ventanas y puertas), es necesario tener conciencia de quienes serán los responsables de su efectiva instalación.

Estos profesionales deben estar capacitados en el manejo de dicho material, que tengan evidencia de trabajos anteriores realizados y la comprobación por parte de sus clientes de un trabajo satisfactorio.

Ciertamente, si se elige el profesional correcto todo quedará estupendo pero, ¿cómo hacen estos para hacer tan bien el trabajo de instalación?, en este artículo te revelaremos los 7 hábitos de los instaladores de PVC, altamente efectivo y el proceso de instalación de los mismos.

D:\Users\usuario\Downloads\curtains-1854110_1280.jpg

  1. Preparar el cartonaje

El cartonaje es el proceso en que los instaladores ubican cartones alrededor del área de trabajo con finalidad de no permitir el paso de polvo y escombros a lugares u objetos para evitar que estos sufran suciedad o daños. Los cartonajes suelen ubicarse en el suelo, en muebles y de manera externa, alrededor de los ventanales, puertas o áreas de cerramiento.

  1. Mantener bajo perfil

Durante la instalación es muy importante no causar incomodidad a los vecinos cercanos que pueden aquejarse ya sea por ruidos, escombros, etc.

Para ello se tomar muy en cuenta la participación del proceso como notificación para los residentes cercanos, mientras que se realiza el trabajo más limpio posible gracias al cartonaje, la recolección de escombros que se evacuarán rápidamente del área de instalación para no causar una mala impresión y la rapidez para culminar el trabajo.

Proceso de desinstalación

Iniciar el proceso de desinstalación de ventanas, puertas y marcos para proceder al respectivo cambio donde se implementarán las nuevas piezas de PVC. De manera cuidadosa para evitar daños en la infraestructura de manera interna o externa.

Tomar las medidas exactas para la nueva instalación

Luego de remover los ventanales, puertas y marcos viejos es momento de tomar las medidas exactas para la instalación de los nuevos marcos y cómo estos encajen perfectamente con las medidas de dichos ventanales y puertas.

Definir los puntos de fijación

Cuando están marcadas las medidas de encaje entre los marcos, ventanales y puertas, sigue definir los respectivos puntos de fijación. Estos pueden ser a través de ganchos, refuerzos, etc. Estarán encargados de asegurar el total aislamiento para evitar el paso de aire, agua, vapor, etc. Esto también aplica para los procesos de cerramientos.

Gracias a este método en conjunto con la implementación del PVC, se obtienen excelentes resultados para evitar dichos contras, sin mencionar las temperaturas altas o bajas.

Remover el cartonaje y escombros

Al momento en que todo el trabajo esté terminado, es momento de empezar a remover y embolsar aquellos residuos o escombros restantes que quedaron esparcidos en los alrededores cuyo reposo debe ser el cartonaje.

Estos residuos deben ser retirados hasta un contener de basura o un transporte apropiado por parte de los profesionales contratados para la instalación.

Luego de ello, es momento de remover cuidadosamente los cartonajes, tanto los internos como los posibles externos. Con total previsión para evitar desprendimiento de polvo que pueda ensuciar el área renovada o sus cercanías. Así se evitan problemas con los clientes o los vecinos más cercanos.

Limpieza del material luego de la instalación

Al finalizar el proceso de instalación correspondiente y sus fijaciones, continúa la limpieza de las mismas piezas bien sea para remover residuos del mismo material, polvo u otros escombros.

Para realizar la limpieza al PVC puede emplearse cualquier tipo de abrillantador, desinfectante o jabón. También existen productos especializados en la limpieza del PVC. Cualquiera de estos funciona, ya que el mismo es muy fácil de limpiar.

Estos son algunos de los hábitos de los instaladores de PVC al momento de iniciar y culminar un trabajo que corresponda al cambio de sus ventanas, puertas o el proceso de cerramiento de un balcón o terraza.

Recuerde que estos procesos son delicados, por lo que aquellos profesionales contratados deben tener la experiencia requerida y que la misma pueda demostrarse bien sea con fotos, videos o por experiencia de clientes anteriores quienes aprueben satisfactoriamente el trabajo de los mismo.

Si estos no poseen los requerimientos básicos, no obtendrá un buen trabajo.