Persianas romanas

Las persianas y cortinas están de moda, en especial las persianas romanas, así como las cortinas del mismo estilo. Nadie imagina actualmente una ventana sin persianas o cortinas, especialmente en los países donde hay mucha luz solar y el clima es caluroso.

Las ventanas y las cortinas o persianas y ventanas baratas son uno de los elementos decorativos más importantes en una habitación, que permiten personalizar tus ambientes, darle tu estilo personal a tu hogar y delimitar tu espacio privado con el PVC o aluminio. Actualmente se consiguen de diversos materiales, texturas y colores.

 

Una breve historia de las cortinas y las persianas

Las persianas como objeto de uso cotidiano tienen un origen muy antiguo. Se sabe que las tribus nómadas usaban hojas de plantas, las cuales mojaban y colocaban en las entradas y aberturas de sus viviendas para mantenerlas frescas en el interior. Los egipcios usaban esterillas de cañas y los chinos las hacían de bambú con Guardian Sun.

Con el paso del tiempo, fueron evolucionando en cuanto a su forma de fabricarse, así como en diferentes estilos. Durante la época del Renacimiento, Venecia se convirtió en el centro del comercio mundial, donde llegaban mercancías de todo el mundo, en especial de china y el medio oriente.

En este gran intercambio comercial, los venecianos trajeron de Persia una especie de cortinas plegables de tela, que luego fueron conocidas en toda Europa como “persiana”, ya que eran originarias de Persia. De Venecia se extendieron al mundo entero y por eso se conocieron también como “cortinas venecianas”

Las persianas continuaron evolucionando, y en el siglo XVIII se les incorporó una polea con un cordón, lo cual permitía mover las láminas de madera encajadas en un marco.

En Estados Unidos, este tipo de persianas venecianas se convirtieron en un símbolo de estatus económico y poder, al ser colocadas en prácticamente todos los edificios gubernamentales. Con nuestras ventanas Madrid, tenemos todo lo que necesitas.

.

Durante el siglo XIX, el uso de este tipo de cortinas empezó popularizarse, debido al boom en la construcción de rascacielos, debido a la utilidad que aportan al regular la entrada de luz y aportar privacidad rápidamente al cerrarlas.

Con el pasar del siglo XX, su popularidad y uso se extendió a todo el mundo, y se incorporaron nuevos materiales más resistentes, como las láminas metálicas y las de fibra de vidrio, y podemos optar por multitud de modelos de persianas. En el siglo XXI, el uso de nuevas tecnologías ha permitido automatizar y facilitar su uso y manejo.

Actualmente es posible programar que se abran y se cierren solas, maximizando el uso de luz solar y logrando aumentar la eficiencia energética, consiguiendo ahorros en calefacción o en aire acondicionado.

Te podemos ayudar en el presupuesto que necesites.