VENTANAS DE ALUMINIO VS UPVC

Ventanas de aluminio frente a PVC: es un debate de larga data cuál es mejor, y para los propietarios de viviendas puede ser una decisión difícil de tomar al considerar la instalación de nuevas ventanas. Echaremos un vistazo a los pros y los contras de las ventanas de PVC y PVC para ayudarlo a tomar la decisión correcta para su propiedad y su presupuesto.

PROS Y CONTRAS

Durabilidad de PVC frente a ventanas de aluminio

El PVC (cloruro de polivinilo no plastificado) ha sido una opción popular para los marcos de ventanas desde la década de 1980. Es un material muy duradero y resistente a la putrefacción, lo que significa que tiene una larga vida útil y requiere muy poco mantenimiento. Sin embargo, los marcos pueden degradarse con los años, aunque a un ritmo mucho más lento que las ventanas de madera, y tienden a requerir reemplazo después de 20 a 30 años.

El aluminio también es un material muy duradero, pero las ventanas de aluminio de alta calidad pueden durar hasta 45 años porque no se degradan de la misma manera que el PVC. A diferencia de otros metales, el aluminio no se oxida, por lo que no tiene que preocuparse de que los marcos de sus ventanas sufran parches de óxido antiestéticos en el futuro.

Eficiencia energética de las ventanas de aluminio frente a las de uPVC

Una de las razones por las que el aluminio se ha considerado menos favorable que el PVC en el pasado se debe a su baja eficiencia térmica. El aluminio es un material altamente conductor, lo que significa que el calor puede atravesarlo con mucha facilidad. Por lo tanto, durante un tiempo, el aluminio se consideró una opción térmicamente ineficiente para las ventanas en comparación con el PVC.

Sin embargo, la tecnología ha avanzado mucho en las últimas dos décadas y, en la actualidad, las ventanas y puertas de aluminio cuentan con innovadores interruptores térmicos dentro de los marcos, lo que evita que se conduzca demasiado calor.

Algunos fabricantes incluso usan capas de aerogel en sus marcos, que es un aislante tan efectivo que se usa para aislar transbordadores espaciales y trajes espaciales.

En última instancia, el nivel de eficiencia térmica que ofrecen tanto las ventanas de aluminio como las de PVC es variable y se reduce a la calidad de los materiales y los procesos de fabricación utilizados.

Seguridad de PVC y ventanas de aluminio

Gracias a su naturaleza duradera, tanto las ventanas de aluminio como las de PVC son bastante seguras, y mucho más que las ventanas de madera, que pueden ser vulnerables a la entrada forzada si se degradan. El nivel de seguridad que proporciona una ventana tiende a basarse en la calidad de las cerraduras instaladas con ella.

No importa si opta por aluminio o PVC, siempre que tenga cerraduras multipunto duraderas, modernas, puede estar seguro de que sus ventanas estarán seguras.

Diferencias de insonorización entre PVC y aluminio

Una de las ventajas de las ventanas de PVC con respecto al aluminio es que tienden a ofrecer una insonorización ligeramente mejor. Esto no significa que las ventanas de aluminio sean malas insonorizadas, pero PVC gana un poco cuando se trata de bloquear el ruido exterior.

Sin embargo, vale la pena señalar que una gran cantidad de insonorización proviene del acristalamiento en sí, y no solo del marco. Si opta por un doble acristalamiento de alta calidad, su hogar debe permanecer relativamente tranquilo. El triple acristalamiento mejora aún más la capacidad de la ventana para bloquear el sonido.

Si vives en un área muy ruidosa, PVC puede ser una opción favorable, pero para la mayoría de los propietarios la diferencia de insonorización entre los dos materiales es tan insignificante que esto no juega un papel importante en la elección entre ellos.