Sugerencias para conversar sobre los mitos de las ventanas PVC

  1. “¿Hay alguna diferencia entre estas ventanas y las de aluminio o hierro comunes?” Sí las hay, y si quieres convencer a alguien al respecto puedes usar el resto del artículo como referencia.
  2. Se cree a lo largo del mundo que las ventanas PCV pueden empeorar la salud de su dueño, lo cual es completamente falso. Este sería un buen lugar para empezar a hablar sobre ellas: hay que tranquilizar a los demás para evitar que pasen un mal rato.
  3. Se rumorea bastante que se ponen amarillas después de un tiempo, lo cual es una pequeña curiosidad interesante…y es falsa, por cierto.
  4. Muchos creen que son indestructibles, lo cual es un poquito absurdo porque obviamente no se trata de vidrio blindado. Sería bueno explicarle al cliente que puede aguantar bastante fuerza o presión pero también tienen su punto de quiebre.
  5. “Sus ventanas son dañinas para el ambiente” es otro alegato que puede iniciar un debate (uno sano, esperemos, abordado desde la tolerancia y el respeto para alcanzar el entendimiento mutuo). No está demás dar las razones de por qué se considera que esto es falso: estos productos son seguros y no generan daños.

Sugerencias para conversar sobre los precios de las ventanas PCV

  1. Tiene los mejores precios en todo Madrid, una vez más de parte de JOMAVIR.
  2. Si tu amigo o cliente necesita que se las lleven a casa y se las instalen háblale sobre la inclusión de la instalación en el paquete y de cómo será hecha por el equipo profesional de la empresa, con más de 40 años de experiencia en la carpintería de esta índole.
  3. Si aún no logras convencerlos diles que se ofrecen a hacer un presupuesto sin compromisos.
  4. Además, el equipo se puede encargar de ir a hacer las mediciones y revisar tu hogar sin compromisos tampoco, lo cual es un gran seller.
  5. Compara los precios con los del mercado y tendrás un clavo sólido para sellar el trato y convencer al interlocutor.

 

Sugerencias para conversar sobre la estética de las ventanas PVC

  1. Son elegantes y vistosas, para la gente que esté pendiente de la cuestión estética.
  2. Las tienen en muchos colores y formas.
  3. Puedes pedir modelos personalizados, lo cual sumará puntos con los más exigentes.
  4. Tienen ese aire de distinción que requieren los hogares para impresionar a sus visitas.
  5. “Todos las amarán”, y no es mentira.