Ventajas de las ventanas PVC

Entre las ventajas que poseen, está su capacidad aislante. Por naturaleza, este es un material que aísla tanto de temperaturas térmicas como del ruido del exterior. A su vez, estas temperaturas no afectan su apariencia.

Estas ventanas cuentan con una buena durabilidad. Generalmente estas tienen un lapso de vida útil de unos 50 años, con un buen mantenimiento a diferencia de las ventanas de aluminio que se ven afectadas por los ambientes salinos.

Las ventanas de PVC, además de tener una larga durabilidad, son de fácil mantenimiento. Solamente bastará con un paño suave y detergente para mantenerlas limpias. Estas ventanas también son excelentes para resguardar el hogar de intrusos.

Son fabricadas con materiales que pueden ser reciclables, por lo que son consideradas ventanas ecológicas, a la vez que contribuyen a reducir el consumo de energía eléctrica y preservar los recursos naturales.

Además de ser ventanas ecológicas, estas ventanas no son conductoras de fuego, por lo que ante una situación de incendios, estas ventanas contribuyen en no propagar las llamas por todo el espacio.

Finalmente, estas ventanas pueden ser encontradas en diversos colores y pueden hallarse también con distintos acabados como el rústico o el moderno. Su diseño también puede variar entre el bicolor o monocolor, a la vez que puede ser una ventana plegable.

Desventajas de las ventanas PVC

A pesar de tener muy atractivas ventajas, las ventanas de PVC también cuentan con algunas desventajas que difícilmente pueden pasar inadvertidas. Entre ellas está que necesitan obligatoriamente de un marco de madera.

Son ventanas con un precio bastante elevado a diferencia que las ventanas de aluminio o las ventanas de madera. Por este motivo, muchas personas recomiendan sustituirlas por las ventanas de aluminio (cuyo sellados son parecidos).

Las ventanas de PVC, a diferencia que las de aluminio, no son versátiles; las ventanas de aluminio se adaptan más a las casas de estilo moderno ya que pueden adquirirse de en infinidades de colores, diseños, texturas y de más.

Otra gran desventaja es que las ventanas de PVC tienen un precio muy elevado en comparación al resto de las ventanas. También, gracias a su capacidad aislante, puede generar condensación en los cristales.

Finalmente, son ventanas que necesitan ser colocadas por expertos, pues la condensación mencionada en los cristales puede ser evitada por medio de un buen sellado, para que dicha condensación se genere en la perfilaría.

Referencias: