Ventanas con persianas integradas: Ventajas

Si estás interesado en obtener ventanas con persianas integradas, es mejor conocer los pros y los contras antes de realizar la inversión. Si bien las ventanas con persianas integradas son fáciles de mantener y son extremadamente duraderas, también son más costosas y menos personalizables.

Aquí hay algunos pros de ventanas con persianas integradas a considerar:

Facilidad de mantenimiento

Una gran ventaja de las persianas empotradas es su facilidad de mantenimiento. Sacar el polvo y limpiar las persianas regulares es una molestia, ¡pero las persianas integradas hacen que la limpieza sea muy fácil! Esto se debe a que las persianas se instalan entre los paneles de vidrio de las ventanas. Como resultado, no están expuestos al polvo y la suciedad del área circundante.

Durabilidad

Las persianas empotradas se pueden considerar más duraderas que las persianas regulares porque están metidas entre dos piezas de vidrio, manteniéndolas a salvo de daños. Esto puede ser importante si tienes niños o mascotas en tu hogar. Con las persianas regulares, un niño que simplemente quiera mirar por la ventana puede agarrarlas con demasiada fuerza y ​​romperlas. Además, si tu mascota está tratando de perseguir un insecto o generalmente está jugando mal, un movimiento en falso puede significar un desastre para tus persianas. Las persianas integradas pueden ayudar a prevenir estos percances.

Precio

Las persianas por sí solas no son demasiado caras, pero, si estás buscando comprar persianas empotradas, el gasto definitivamente aumenta. Esto se debe a que no solo estás comprando un juego estándar de persianas; sino que también estás comprando un producto de especialidad. En el lado positivo, las persianas empotradas son muy resistentes y duraderas, lo que puede generar menos reemplazos con el tiempo. Esto podría potencialmente ahorrarte dinero en el futuro.

Eficiencia energética

Es posible que te sorprendas al saber que las persianas empotradas pueden no ser tan eficientes energéticamente como tus contrapartes estándar. Esto se debe a que las ventanas normalmente se llenan con gas argón, sellándolas contra corrientes de aire. Sin embargo, cuando las persianas están integradas, el argón no puede sellarlas por completo. Esto hace que las ventanas con persianas integradas sean menos eficientes energéticamente a menos que estén hechas con tres paneles.

Bloquea la luz

Nos encanta la brillante luz del sol, pero no siempre es bienvenida. Ya sea para una noche de cine familiar, una presentación crítica o esas pocas horas adicionales de descanso, las persianas ofrecen la solución perfecta.

Con las persianas instaladas, la luz no entra en tu casa a menos que tú lo desees; tú tienes el control total sobre tu entorno.

Ruido externo reducido

Se ha demostrado que la instalación de persianas reduce el nivel de ruido que ingresa a tu propiedad desde el exterior, ayudando a evitar el tráfico intenso o los vecinos ruidosos que podrían molestar tu mañana.

Mayor privacidad

Las persianas de las ventanas te brindan un control total sobre la privacidad de tu hogar, lo que te permite evitar la atención no deseada en cualquier momento del día o de la noche. A diferencia de las cortinas, ¡no hay posibilidad de un espacio a través del cual los vecinos ruidosos puedan mirar!

ventanas con persianas integradas